Visita nuestro canal en Twitter Vista nuestro grupo en Facebook    
 
 

 

Ancianos tenían 600 millones de direcciones IP en su casa

Noticia archivada: 2016-08-15
      Una pareja de ancianos de Estados Unidos ha pasado por un infierno digital al estar más de 600 direcciones IP localizadas en su hogar.

Imaginen una tranquila granja cerca de Potwin, en el estado de Kansas, prácticamente en el centro geográfico de Estados Unidos. Y que dentro de ella viven dos tranquilos ancianos, James y Theresa Arnold, que gustan de comer con sus amigos, recibir las visitas de sus familiares y pasar tiempo juntos en la tranquila zona que rodea a su hogar.

Sin embargo, su casa (en la que viven de alquiler desde 2011) alberga un terrible secreto: es el epicentro de más de 600 millones de direcciones IP, o como estos ancianos lo han calificado ante la BBC: “un infierno digital”. Obviamente, James y Theresa no son unos adictos a Internet, sino que todo se trata de la imprudencia de una compañía -MaxMind- que eligió esta posición como punto predeterminado para las direcciones IP que no pudieran precisarse con más detalle dentro de EEUU.

Ante esta situación, su hogar ha sido durante años como fuente de spammers y estafadores online, incluso de investigaciones policiales series. En una ocasión, el Departamento del Sheriff del condado de Butler entró en la casa en busca de un camión robado que estaba asociado a una IP localizada en su hogar. Pero no es el único tema espinoso que se ha relacionado con las IP posicionadas en Potwin: desde investigaciones por fraude informático o de pornografía infantil a llamadas de suicidios han tenido que soportar los dos ancianos.

Y eso sin contar con las amenazas que algunos individuos -que habían sido estafados por dichas IP- vertían contra James y Theresa al considerarlos los responsables de sus desgracias. Un escarnio público que les habría causado problemas también con sus vecinos y la comunidad.

Reclaman 75.000 dólares
Después de años de ser confundidos con spammers, pederastas o estafadores, los Arnold han decidido tomar medidas. Han contratado a un abogado y demandado a MaxMind por “conducta imprudente y negligente” causando “una gran angustia emocional, temor por su seguridad y humillación pública”. Exigen el cambio inmediato de todas las direcciones IP a otra posición y un pago de 75.000 dólares por los daños causados a su imagen y honor.

Fuente: ComputerHoy.com
 
Suscribase a RSS!
 
 
     
 
   
 
Configure su RSS. Aprenda cómo hacerlo
 
 
 
 
 
 
 
 
 
1003 Lecturas Compártenos
Agregar a Favoritos Suscríbase al RSS Compartir en Facebook
   
Tu Nombre:
E-mail del Amigo:
Nombre del amigo:
 
  Por favor, ingrese los caracteres indicados abajo para recomendar la noticia

 
 
 
Inicio | Nosotros | Noticias | Foros | Contacto
Productos y Servicios | Portafolio | Partners | Canales de Distribución | Gerencia Integral | Bolsa de Trabajo | Zona Multimedia | Zona de Clientes
Aviso Legal
 
 
   
@Panasoftware Házte Fan Házte Fan